miércoles, 27 de marzo de 2019

Programa Vacaciones en Paz 2019: se buscan familias de acogida

Un año más se buscan familias españolas que acojan este verano a niños saharauis entre nueve y trece años. Es el programa Vacaciones en Paz 2019 que en la región de Murcia gestiona la asociación Sonrisa Saharauí. Son niños que gran parte del año viven en los campamentos refugiados saharauis situados en el sur de Argelia, cerca de Tinduf, en pleno desierto del Sáhara. Sus familias se encuentran allí acogidos como refugiados desde 1975.

El Programa Vacaciones en Paz hace posible desde 1991 que los niños saharauis en el exilio puedan vivir durante los meses de julio y agosto una vida diferente acogidos en hogares de familias españolas. El pueblo Saharaui forma parte de ese grupo de pueblos sin tierra, que por motivos políticos han sido arrancados de sus orígenes y buscan poder tener de nuevo ese derecho. Es una situación insostenible que dura ya casi 40 años y que afecta a más de 300.000 personas; 60.000 niños dependen de la solidaridad internacional y lo peor es que los intereses económicos y políticos y la hipocresía internacional hacen que no haya perspectivas de solución a corto o medio plazo y que el futuro de estos niños sea totalmente incierto y, lo más terrible, sin esperanza.

Estos niños dejan a tras el desierto más duro del mundo: la Hamada en el sur de Argelia; es un lugar inhóspito, donde se alcanzan en verano los 55 ºC y donde no existía ningún tipo de vida hasta la llegada de este pueblo. Son más de 200.000 refugiados que desde 1975 viven desplazados de su tierra. Desde hace casi 40 años esta población sobrevive en condiciones durísimas en la parte más inhóspita del desierto, dependiendo de la solidaridad internacional, principalmente del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), Programa Mundial de Alimentos (PMA) y de las ONGs. Y desde hace 28 años el programa Vacaciones en Paz ocupa un lugar muy destacado. Durante estos dos meses los niños saharauis conocerán otra cultura, aprenderán un idioma, se alejarán de los rigores del desierto, pasarán las revisiones médicas habituales para niños de su edad, etc. Pero no se trata solo de una actividad humanitaria, es también un apoyo a la causa saharaui. Una causa que al dilatarse en el tiempo hace que los focos de la atención internacional se vayan apagando poco a poco. Esta entrada pretende ser una pequeña luz.


Para toda mi familia fue una experiencia inolvidable. Fueron cuatro años con un niño pequeño que se llamaba Alali Móháméd Móúlud que paso a ser uno más de la familia. Llegoó con apenas nueve años en 2008 y repitió todos los veranos hasta los 13. Hoy ya es un joven saharaui apunto de formar una familia y de tener hijos que si nadie lo remedia vendrán a España en verano.

domingo, 10 de marzo de 2019

Floración sin barreras para soñar y disfrutar de la naturaleza

A las nueve de la mañana en la puerta de la Sede de la Asociación de discapacitados físicos Tocaos del Ala- Ángel Soler de Cieza, mi pueblo. Empieza la jornada de la Floración para mas de 150 personas de toda la región de Murcia. Una visita a la floración adaptada a todo tipo de movilidad. A estas horas de la mañana hace fresco.

Son algo más de las diez de la mañana. Primera parada para contemplar los campos en flor desde el mirador de la "Macetua". Es un pequeño cerro con vistas espectaculares de los campos en flor. Desde este mirador también se ven la Sierra de la Cabeza del Asno, el Almorchón, el Cañón de Almadenes, Sierra del Oro y, a su izquierda, nuestra Atalaya.
Hacia las once llegamos a la Finca Soto de la Zarzuela, propiedad del ciezano Antonio Aguayo. Un paraje que reúne las condiciones idóneas de accesibilidad. Allí nos esperan los voluntarios, protagonistas casi invisibles pero imprescindibles y el propietario de la finca que nos abre sus puertas y nos da todo tipo de facilidades; también nos espera el primer almuerzo campero para tomar fuerzas.
Hacia las doce Antonio Moreno, un agricultor de Cieza, nos da las primeras explicaciones de lo que nos vamos a encontrar. Nos deja claro que estamos en el centro neurálgico de la floración y en la cuna del melocotón. Nos explica como los agricultores trabajan para conseguir una fruta excepcional y como el clima, la tierra y el sol hacen que nuestra fruta sea única.

Hacia las doce y media empieza el recorrido por caminos y tierras totalmente accesibles, entre flores y melocotoneros. Una mañana muy especial, de contacto directo con la naturaleza, sin limitaciones para estar entre los melocotoneros. Un recorrido espectacular bajo un sol primaveral que invita a tocar y acariciar los árboles en flor.
Y llega la hora de la comida campera en plena naturaleza a la sombra de las palmeras. Un largo y tranquilo aperitivo, un buen arroz y un exquisito helado artesanal de melocotón preparado por Los Valencianísimos.
La comida campera llega a su fin. Pero no la convivencia y el disfrute de la naturaleza. La paz y el sosiego lo inundan todo. Ha sido un día maravilloso.
He crecido y vivido entre estos campos y estas flores. Es la Floración de Cieza, mi pueblo. Una auténtica maravilla que se repite todos los años. Un espacio en el que podemos soñar y disfrutar de la naturaleza.
Un día muy especial en imágenes: Floración sin barreras para soñar, para disfrutar de la naturaleza.

viernes, 8 de marzo de 2019

Jesús Saorin: “La indumentaria tradicional de Cieza”

Ayer tarde Jesús Saorín Piñera impartió la charla “La indumentaria tradicional de Cieza” en el ciclo anual de conferencias organizado por la Asociación Fray Pascual Salmerón. Un ciclo que este año lleva por título ”Cieza y la vida tradicional”.

Presentar en Cieza a Jesús y el contenido de la charla puede parecer absolutamente innecesario. Es cierto que, en Cieza, su pueblo y mi pueblo, todos conocemos a Jesús: es de Cieza, vive en Cieza (lo podemos encontrar en su casa o por cualquier calle), ha estudiado en Cieza (en las divinas pastoras hasta los 7 años y después en el colegio San Juan Bautista y en el instituto Diego Tortosa), se ha titulado en la Universidad de Murcia (como perito mercantil, lo que hoy es ciencias empresariales), se ha casado en Cieza con una ciezana con la que tiene dos hijos, trabaja en Cieza (lo podemos encontrar en la delegación de hacienda donde ejerce como funcionario de la Agencia Tributaria).

Además, como otros tantos jóvenes, su juventud está profundamente ligada a Cieza; pero voy a destacar dos singularidades que se sitúan en los años 70 y que marcaron la vida de Jesús y de Cieza: (1) su implicación en el Grupo Neardenthal de la O.J.E. Y (2) su ingreso, con tan solo 15 años, en el Grupo de Coros y Danzas de Cieza.

Con el grupo Neardenthal de la O.J.E., creado, entre otros, por Francisco Javier Salmerón Giménez, participa activamente como miembro del grupo y director del mismo en el descubrimiento del Yacimiento Medina Siyâsa, en la gestación de nuestro Museo Arqueológico municipal con la apertura del primer museo arqueológico en la ermita San Bartolomé y en la elaboración artesanal de la revista Neardenthal. Son un grupo de jóvenes entusiastas entre los que está, además de Jesús Saorín, Francisco Rodríguez Hortelano, Pepe Piñera, José Antonio Villa Montiel (difunto), Manuel Pérez Sánchez, Isidoro Vazquez, Enrique Marin, Pedro Piñera Moreno, Antonio villa Martínez, etc. En los años 80 el ayuntamiento designa a este grupo como responsable del cuidado y mantenimiento de los yacimientos conocidos en nuestro término municipal.

Con Coros y Danzas: es director indiscutible del Grupo de Coros y Danzas de Cieza desde el año 1985. En total 44 años; es el artífice indiscutible de la creación, en el año 1989, de la Escuela Municipal de Folklore siendo siempre su director indiscutible; una Escuela por la que han pasado más de 8.000 niños; en la actualidad hay más de 200; en ella, no se enseña solo a bailar y cantar, se enseña el ¿por qué? del baile, del canto o de la vestimenta; es el artífice indiscutible de la gestación del Festival Internacional de Folclore en el Segura que se viene celebrando ininterrumpidamente desde su creación en el año 1989; es el artífice indiscutible de la construcción del Centro Municipal de Folklore, inaugurado en octubre de 2014, del que también es su director indiscutible; es, desde hace 3 años, presidente indiscutible de la Federación de Asociaciones de Coros y Danzas de España (Facyde) cuya sede está en Cieza; es uno de los ciezanos más internacionales que tenemos por los países visitados, algunos de ellos como Italia hasta en 9 ocasiones, y por los países que nos han visitado; es el artífice indiscutible de los actos de conmemoración de los 75 años del grupo que tuvo lugar a finales del año pasado; es el artífice indiscutible de los méritos por los que el Pleno del Ayuntamiento de Cieza ha concedido por unanimidad el año pasado el escudo de oro de la ciudad al grupo de Coros y Danzas de Cieza.

Un último apunte sobre Jesús, tan importante como los anteriores: es incuestionable su valiosísima labor de investigación etnológica, divulgación y recuperación de danzas, músicas e instrumentos tradicionales. Esto ha hecho posible que de forma incuestionable esté en Cieza el Centro Nacional de Documentación de la Federación de Asociaciones de Coros y Danzas de España; que tengamos en Cieza un Centro de Interpretación del folklore que es referencia nacional; que Cieza se haya convertido en el centro neurálgico del folklore regional, nacional e internacional; que sea la persona indicada para hablar esta tarde de la indumentaria tradicional ciezana.

Llevar vestimenta puede parecernos tan obvio como beber, comer o respirar. Todos los seres vivos beben, comen y respiran pero el ser humano es el único sobre el Planeta Tierra que utiliza ropa. El uso de ropa para protegerse de las inclemencias del tiempo tuvo un papel clave en la adaptación y evolución del ser humano. En esa evolución de la Humanidad, pronto dejó de ser solo una prenda para protegerse de las inclemencias del tiempo para pasar a ser un elemento fundamental de identificación y diferenciación de culturas y grupos. Las exigencias estéticas, el sentimiento moral, la creatividad, el arraigo a la Tierra juegan un papel esencial.

La vestimenta se diversifica según momentos del día (trabajo, paseo o estar en casa), días de la semana (laborables y festivos), por las estaciones del año, actos sociales importantes (fiestas, ceremonias), edad (niños, jóvenes, adolescentes, mayores); sexos (hombre o mujer); según el clima, según sea regadío (huerta) o secano (campo). etc., clases sociales (realeza, ricos, pobres), etc. Cada región y cada momento histórico tiene su vestimenta.

Disfrute ayer tarde presentando y escuchado a Jesús Saorín.

sábado, 2 de marzo de 2019

María Teresa Juliá Molina: “Inclusión sí, especial también. No al cierre del centro de Educación Especial”

María Teresa, conocida en Cieza como Tere, es la presidenta de ASCOPAS desde el año 2012. Tere es una mujer con gran fuerza vital y especial poder de convicción; habla muy claro y alto utilizando palabras e ideas llenas de contenido que no necesitan explicación y que no dejan indiferente, palabras fuertes que no hacen daño al oírlas. Habla con la autoridad incontestable de su experiencia personal. Tiene tres hijos; hace 20 años tuvo su primera hija, María; una fatal negligencia médica hizo que naciera afectada por una severa parálisis cerebral; desde los tres años está en el Centro Buen Pastor. Para su madre María es una persona feliz plenamente integrada en su entorno familiar y social.

Actualmente, ASCOPAS es una asociación que cuenta con un Centro Educativo (El Buen Pastor) que escolariza a 45 niños de 3 a 21 años y un Centro de Día para 47 personas a partir de los 21 años. En total, son más de 50 profesionales de toda índole (maestros expertos en pedagogía terapéutica, en audición y lenguaje, logopedas, fisioterapeutas, psicólogos, etc.) en unas instalaciones perfectamente equipadas para la atención especializada e integral desde un enfoque plenamente interdisciplinar. Una piscina climatizada especialmente concebida para el desarrollo de programas específicos de terapia acuática, es la última infraestructura con la que cuenta la Asociación. Según Tere los padres hemos luchado mucho por conseguir unas instalaciones perfectamente equipadas y unos excelentes profesionales; no tengo dudas de que lo hemos conseguido.

Inclusión sí, especial también es el lema que llevará una de las comparsas de carnaval que veremos este fin de semana por las calles de Cieza decorada con los motivos de la obra de teatro (Aladín) que, en un alarde de praxis inclusiva, recientemente representaron para más de 1500 escolares; será toda una demostración de presencia inclusiva a la vez que un estallido de color y alegría, con el objetivo de poner en valor a los Centros de Educación Especial como modelo de escolarización plenamente inclusivo a la vez que altamente especializado. Inclusión sí, especial también es también el nombre de una plataforma creada a nivel nacional para defender el derecho de las personas con discapacidad a gozar de una inclusión real en la sociedad; esta Plataforma defiende que “la inclusión no es incompatible con la coexistencia de los colegios de Educación Especial, centros especializados en dar a cada alumno la educación que precisa”.

En Cieza, la defensora por convicción de esta propuesta es Tere. Para Tere existe un profundo desconocimiento de lo que es la Educación Especial; la gran mayoría de ciezanos conocen la existencia del colegio de Educación Especial el Buen Pastor y del Centro de Día de ASCOPAS; pero muy pocos saben de primera mano el trabajo que se hace allí, muy pocos han visitado sus instalaciones y muy pocos han escuchado realmente a los padres; desde ASCOPAS se busca la integración de nuestros hijos e hijas en la vida ordinaria de Cieza.

Para Tere la integración en centros ordinarios y en aulas abiertas es muy positiva, y desde ASCOPAS la defendemos, así como apoyamos incondicionalmente su coexistencia con los Centros de Educación Especial como modalidades de escolarización totalmente válidas. Pero muchos niños, como mi hija, necesitan una atención que solo un centro de Educación Especial les puede dar con garantías de éxito; son niños que en un centro ordinario no encuentran las respuestas educativas adecuadas, incluso puede ser negativo pues, en el mejor de los casos, se crea un mundo artificial que los margina del mundo real”. Tere considera “injusto que quieran eliminar la educación especial y que los padres no puedan elegir el modelo de escolarización que quieren para sus hijos. Tere está radicalmente en contra de la idea de desmontar algo que funciona, que está dando resultados muy positivos y que cumple perfectamente los objetivos expuestos en el art. 24 de la Convención Internacional de los derechos de las personas con discapacidad. Si queremos que nuestros niños bailen, añade, no les pongamos unos zapatos que constriñan sus pies, facilitémosles entornos propicios para poder hacerlo.

Para ella, la educación normalizada es aquella en la que cada niño recibe la atención que necesita en función de sus características y necesidades; desde este punto de vista y en un buen número de casos, puede resultar excluyente la integración en un centro ordinario. Tere plantea que si realmente se defiende la plena inclusión vamos a luchar todos juntos porque cada niño pueda estar en disposición de recibir la atención especializada que necesite, en el entorno más apropiado para cada caso, ya sea escolarizado en un Centro ordinario, en un aula abierta, en la modalidad de combinada o en un Centro de Educación Especial, sin caer en reduccionismos absurdos que la práctica está demostrando trasnochados.

Tere tiene claro lo que pide para su hija; quiero que mi hija esté en todo momento a gusto, tranquila y feliz; manifiesta estar convencida de que su hija en su entorno familiar, social y educativo es feliz y eso le permite avanzar como persona; su hija está integrada con una vida plenamente normalizada.

Termina diciendo que puede que alguien me diga que soy una madre egoísta o una mala madre; pero lo único que deseo es que María sea feliz en la vida y creo que lo estoy consiguiendo. ¿Eso es egoísmo? Yo creo que no; solo anhelo que me dejen elegir la educación que quiero para mi hija; solo aspiro a que sigan existiendo los centros de Educación Especial, para que niños y niñas como mi hija puedan seguir creciendo como personas que forman parte de esta sociedad.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Alfredo Marín Cano ganador del IV Certamen de Textos Ciezanos/ Memorial Mariano Camacho

Palabras de Alfredo Marín Cano tras recibir el primer premio
El pasado viernes tres de noviembre el Sr. D. Pedro Miralles Martinez, Vicerrector de Formación e Innovación de la Universidad de Murcia, hizo entrega de los premios y diplomas del IV Certamen de “Textos Ciezanos/ Memorial Mariano Camacho” y se presentaron las bases de la V Edición. Se trata de una convocatoria bianual que realizan de forma conjunta la Universidad de Murcia a través de su Sede Permanente en Cieza, y la Asociación Cultural “Club Atalaya /Ateneo de la Villa de Cieza”. 


Alfredo Marín Cano recibió el primer premio con el trabajo titulado “Democracia, violencia política y represión: la cárcel de Cieza (1933-1945)”. Según el fallo del jurado este trabajo destaca por su rigor metodológico y por la extensísima movilización de fuentes históricas y bibliográficas consultadas, así como la idónea metodología empleada que combina análisis cuantitativo y cualitativo. Para el jurado se trata de un texto original y novedoso que contribuye a profundizar en el pasado represivo vivido por la ciudad de Cieza en dos momentos de su historia reciente y en perspectiva comparada: durante el bienio conservador de la II República, el Frente Popular y la Guerra Civil, por un lado, y en los primeros años del franquismo (1939-1945) por otro. La historia y el protagonismo del centro penitenciario de Cieza sirven para marcar las características de su población reclusa en ambas coyunturas históricas, así como para evidenciar tanto su origen como el tipo de delitos cometidos en todo su partido judicial, al tiempo que se denuncia la tipificación penal de la conducta política por la dictadura franquista y la necesaria reivindicación de la memoria de sus víctimas.

Los premiados recibiendo las distinciones

También fueron premiados los siguientes trabajos:

  • “Allí”, dotado con un segundo premio “ex aequo” de José Belló Ruiz.
  • “Disoluciones matrimoniales a escala local: aproximación al estudio evolutivo de las separaciones, divorcios y nulidades ecleciásticas en Cieza”, dotado con un segundo premio “ex aequo” de Víctor Manuel Martínez Lucas.
  • “El olvidado paisaje cultural del esparto en Cieza”, dotado con un segundo premio “ex aequo” de Lorena Martínez Martínez.
  • “Cieza, las alas rotas de un pueblo”, distinguido con un accesit de Marta Almela Lucas.
  • Y “La espatería en Cieza: recuerdos de un pasado reciente”, distinguido con un accesit de Bartolomé Martínez Bernal.

Como en ediciones anteriores, todos estos trabajos han sido cuidadosamente editados y publicados en la revista-libro "Taller de la palabra/ Otoño 2017" para dar a conocer sus contenidos y estimular la participación en futuras ediciones de este Certamen instituido por la Universidad de Murcia y la Asociación Cultural “Club Atalaya /Ateneo de la Villa de Cieza”. El objetivo de este certamen es estimular la investigación social y natural sobre el marco local de Cieza, y su contexto identitario, en cualquiera de sus áreas temáticas, así como el amor por la palabra escrita dedicada a descubrir las identidades de esta comunidad local, a través de artículos y monografías que recojan cualesquiera de las singularidades y las claves del proceso de conformación ciezana, con los que contribuir a recuperar la memoria y las señas de identidad locales y a sentar las bases para una enciclopedia ciezana, con una puesta al día permanente.

martes, 29 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (XIII): José Turpín Saorín

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o present

aciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

José Turpín Saorín es filósofo y antropólogo siempre ocupado y preocupado por el quehacer social. Ha intentado desde distintos movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos desarrollar la que considera su obligación y labor de compromiso social; con el paso del tiempo, dicho activismo ha ido derivando en el descubrir que y a través de la escritura también se podía crear cauces de diagnóstico, de orientación, de cuestionamientos, de reflexión; pero sobre todo de compromiso social, además de invitar a otros a entrar en el juego de la lectura del ensayo. Ese descubrimiento del papel del ensayo como lugar de encuentro de tranquilidad y de reflexión se fue forjando de manera pausada a través de distintas colaboraciones en publicaciones semanales, diarios y páginas Web y siempre bajo el mismo prisma, la escritura como herramienta obligada para una mejor acción social. Un buen ejemplo es su último libro, “Opera prima” pensado como una compilación que nos acerca a la ineludible pregunta humana y evidentemente social de: ¿QUÉ HACER?

lunes, 28 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (XII): Antonio Fernández Ortiz


Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

Antonio Fernández Ortiz es un historiador ciezano que desde hace tiempo reside en Rusia aunque continúa manteniendo un permanente vínculo con España y su Cieza natal. En el campo de la narrativa es autor de varios relatos y cuentos cortos y de la novela “Memorias de Espartania” (Montesinos-2008). La cual ha sido traducida al ruso y publicada en Rusia en el año 2016. Comenzó a publicar pequeños artículos y textos en las diferentes revistas y hojas internas del Club Atalaya desde el primer momento de su incorporación en 1976, donde, en aquellos años, se vivía una verdadera “fiebre cultural”, que con altibajos se mantiene hasta la actualidad. Desde entonces mantiene el gusto y la pasión por la escritura en sus diferentes formas. Hay, además, una fuente primigenia en el gusto por la literatura y es la que podríamos llamar la “narrativa oral”, es decir las historias reales y ficticias escuchadas de boca de las gentes, en su mayoría obreros de la espartería y hombres del campo que contaban sus vivencias personales y sociales, su particular percepción de la historia que les tocó vivir.

domingo, 27 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (XI): Federico de Arce Ramos

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Es

te especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

Federico de Arce Ramos nació en Cieza. Es profesor de Literatura en el instituto Sefarad de Toledo desde hace 24 años. Escribe porque no puede evitarlo, y -según indica-preferiría no hacerlo. Quizás algún día lo consiga. Le gusta correr, nadar, y andar perdido por el monte. Lo que más le gusta es bañarse en el río Segura, y tomarse unos “butanicos” de cerveza con unos capellanes y “olivicas” del pueblo con sus amigos. También se interesa por la agricultura; cultiva un huerto urbano en la ciudad de Toledo, y otro rural en Marjaliza, un pueblo de los Montes de Toledo. Inspiró y fue fundador del proyecto “Matadero Lab” en Toledo, espacio de autogestión cultural para el desarrollo indefinido de toda inquietud artística. Forma parte del equipo de dirección de festival internacional de poesía “Voix Vives”. Inspiró y fundó el Observatorio de la Educación Pública en Toledo. Practica la meditación desde hace 32 años. Se define como anarcotaoísta.

sábado, 26 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (X): Francisco Monteagudo Montiel

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ci

ezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

Francisco Monteagudo Montiel se considera un hombre corriente, observador discreto, y por su carácter, participe directo en el discurrir, en la aventura de la vida. En el fondo, para él, escribir es la mejor manera de conocer una ínfima parte de la vida y de todos sus matices y contrasentidos, los propios de nosotros mismos. Siendo niño, sin saber muy bien porqué, ya tenía el interés por escribir, y sobre todo, estar vinculado con los libros. Soñaba con libros, con estar algún día rodeado de ellos, porque pensaba que serían su gran inspiración. Y de algún modo, desde luego lo son. En su juventud, su falta de experiencia era una limitación y un reto ante los temas que quería tratar. Quizá eso mismo le llevó a tener curiosidad, esa incomodidad por no permanecer más del tiempo necesario, por evitar el amodorramiento de la rutina, en los lugares, y le ha empujado a conocer diferentes trabajos, empresas, países, y sobre todo personas muy diferentes en las formas, y en las ideas.

viernes, 25 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (IX): Antonio Ortega Martínez

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públi

cas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

Antonio Ortega Martínez es un hombre corriente como se suele decir en nuestra tierra. Apasionado por la cultura y comprometido con su pueblo. Persona sin enemigos, a pesar de estar en política desinteresadamente desde adolescente. Le gustaría que se le recordara no como el primero ni el último, pero sí como un ciezano que lleva con mucho orgullo su ciezanismo. La afición por la literatura le viene desde muy niño al descubrir a los clásicos. Según dice, "me dio por escribir cada día, uno o dos folios que después iba acumulando en una maleta". Hasta que un buen día se lanzó a publicar y pronto apareció un sencillo ensayo teológico, seguido de varios poemarios y una novela. “Una vez que empiezas ya se convierte en una adicción” -dice convencido-. Las personas que influyeron en su aventura literaria fueron los ciezanos Aurelio Guirao, Manolo Dato y por supuesto su compañero de aventuras tanto literarias como políticas, Eduardo López Pascual, al cual le debe una grandísima parte de lo que es.

jueves, 24 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (VIII): Eduardo López Pascual

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es y

a nuestra historia como pueblo.

Eduardo López Pascual es un “bastetano” que crece en Cieza en un clima de cultura que vive en casa y dentro del Frente de Juventudes, donde animado por sus programas literarios en teatro, poesía y prosa, participa muy pronto en lecturas poéticas, teatro leído, certámenes de cuentos, etc., ganando a los 14 años un concurso literario sobre Fernando III, y más tarde consigue el “Premio León del Malecón del diario Línea”, que le impulsa a escribir. Conoce el siglo de Oro, y admira a los grandes autores norteamericanos: Dos Pasos, Pear.S.Buk, Hemynwuay, Capote. En España lee a Marsé, García Serrano, Mazas, Mendoza, Cela o Ferlosio y M. Delibes. Eduardo vive comprometido con la cultura, de la que es gran dinamizador, miembro de varias asociaciones, creador de hechos culturales de gran importancia, como las “Jornadas de Poesía sobre el Segura”, o el “Premio Internacional de Poesía Luys Santamarina”. Es fundador de la “Asociación Pueblo y Arte”. Tiene editadas casi veinte obras en prosa y poesía.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (VII): Antonio Marín Cano

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.


Antonio Marín Cano es un profesor de Lengua en un instituto a orillas del Mar Menor y un enamorado de ese mar. Empezó a escribir antes de ser consciente de lo que hacía. Digamos que en su caso es una necesidad de expresarse, algo que echa sus raíces en la infancia, a eso de los nueve o diez años. Después se transforma en una labor consciente, en una estrecha relación con las palabras y con lo que son capaces de producir en los demás y en uno mismo. Este es el origen y "el interés" de escribir, por decirlo de algún modo, pero también es cierto, según indica, que “llega un momento en que se convierte en una especie de liberación de algo y en una forma de reunirse con uno mismo, humildemente, reconociéndose en lo que expresa”.

martes, 22 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (VI): Rosa Campos

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores cieza

nos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

Rosa Campos es una persona con una excepcional dosis de curiosidad, que no deja de asombrarse ante muchos de los contenidos de la vida. Dedica buena parte de su tiempo a la investigación histórico-artística, a la escritura y a la pintura, e imparte talleres en los que, además, aprende. Está convencida de que la palabra es una de las herramientas sustanciales para proyectar formas de cuidado hacia los demás y lo demás, y que cuando se convierte en literatura, lo hace de manera multiforme: trasgrediendo, conciliando, destapando, alegrando, diseñando nuevas vías…, por lo que intentar construir textos literarios es un empeño que le recarga energías. Su familia le proporciona los mejores estímulos. Los encuentros con amigas y amigos, la música, la lectura y las actividades relacionadas con la cultura son regalos, necesarios, que siempre agradece. Cree en la comunicación como una de las esencias del vivir.

lunes, 21 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (V): Alba Navalón Martínez

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.


Alba Navalón Martínez es una apasionada de las novelas juveniles y románticas que encuentra inspiración en sus grandes pasiones: la música, las series y el cine. Empezó a escribir sus primeras novelas mientras estudiaba en el IES Diego Tortosa y desde entonces Cieza la ha acompañado en todas sus historias de una manera u otra, pues en su cabeza, cuando un personaje sale a correr lo hace junto al río Segura y cuando se habla de campos y paisajes son los melocotones en flor de Cieza los que aparecen en su mente. Escribe porque le encanta imaginar y sorprenderse con las vidas de sus personajes, pero sobre todo le apasiona compartir con los lectores esas historias y saber que sus palabras consiguen emocionar a personas que igual viven a dos calles de su casa o tal vez están a miles de kilómetros, en Chile, Estados Unidos o México.

domingo, 20 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (IV): Ángel Almela Valchs

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

Ángel Almela Valchs es una persona libre que cree en la literatura, en la amistad, en la vida…, que goza en la creación literaria y por eso se siente un privilegiado, que trata de disfrutar cada día, que ama y confía en su familia, que se enorgullece de sus hijos, que se ilusiona con los nietos, que aprende de los demás y de la vida, que ama a su mujer, que se emociona con cualquier manifestación artística, que le apasiona la música desde que descubrió a “Los Beatles”, que se indignó en el 15M y encontró luego un espacio donde votar y apoyar… Según dice, “soy todo eso por separado y todo eso en su conjunto”.



Es también un Maestro al que le gustó su profesión y que ahora, jubilado, mira en la vida nuevos retos, con otros ojos y con otra perspectiva. Su lenguaje es el verso, y en realidad su interés por escribirlos surgió en los años de “El Caimán”, años 70, y siguió, creando “La Sierpe y el Laúd” junto a otros; siente una necesidad vital por comunicar, de comunicarse, por buscar en la palabra y en la belleza de las palabras lo desconocido, ese hilo mágico que nos une con el mundo y con la humanidad, y sobre todo por encontrarse consigo mismo.

sábado, 19 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (III): María Parra Soler

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para

hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

María Parra Soler siente por la literatura una verdadera pasión, y es tal que su entusiasmo por ella le ha llevado a ejercer la docencia como profesora de Lengua y Literatura. Licenciada en Filología Hispánica, durante los 17 años de profesora ha puesto todo su ingenio y creación al servicio de la transmisión del amor por la literatura en las aulas. Precisamente, su libro "Retales de mi pensamiento" es fruto de su espíritu inquieto y su profunda vocación docente, que durante años le llevaron a impartir diversos seminarios y a diseñar materiales para el fomento de la lectura. Su último libro pretende despertar entre sus alumnos el gusto por la "literatura en movimiento", de manera que su lectura les lleve a pintar un cuadro, a esculpir una figura o componer una canción. Pero María no se conforma con ello, sino que se ha planteado como objetivo mejorar la competencia lingüística de los alumnos a través de su proyecto de innovación educativa denominado “Mi porfolio lector”, que está llamado a hacerse herramienta imprescindible en las aulas.

viernes, 18 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (II): Pedro Diego Gil López


Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.

Pedro Diego Gil López es un explorador de la vida y un descubridor de motivaciones. Escribir es algo que le surgió muy temprano, casi de forma innata. Empezó a escribir por una necesidad de comunicar o plasmar lo que veía y sentía, lo cual le provocó cierto equilibrio personal capaz de hacer que viera el mundo de una forma edificante. Cree que al escribir se medita mucho sobre lo que se piensa, con lo cual se alcanza un autocontrol que hace disfrutar de la vida de una manera muy especial, a la vez que va creciendo con la palabra escrita todo aquello que se idea, con un interés puramente creativo, que ensalza cada vez más a la persona. El interés por formar historias, inventar, crear espacios alterados a conveniencia y situaciones ficticias hace que la realidad se magnifique y se haga, sin duda, más atractiva y satisfactoria.

jueves, 17 de agosto de 2017

Libros y autores ciezanos (I): Antonio F. Marín

Quizás pueda sorprender el número de libros de autores ciezanos que han visto la luz durante el último año en actos de firma o presentaciones públicas. Este especial de feria 2017 es una buena oportunidad para hacer un rápido recorrido por los autores y los libros presentados o firmados desde el inicio de la “Feria Regional del Libro Infantil y Juvenil” del año pasado hasta este verano. Es nuestro presente y es ya nuestra historia como pueblo.



Antonio F. Marín pretende ser- según manifiesta- escritor o morir en el intento (que será lo más probable), aunque siempre en plan aficionado porque entre otras razones le da más libertad para escribir al no tener que obedecer los intereses del mercado. Ha sido redactor de ”La Opinión” de Murcia y corresponsal de todos los diarios regionales pero de eso hace tanto tiempo que ya lo tiene casi en el olvido. Es una persona inquieta que escribe lo que piensa. Sólo eso. Empezó a escribir cuando era alumno del Instituto donde ganó un premio literario. Pero - según confiesa- escribe porque no sabe hacer otra cosa. Igual que otros pintan o esculpen, él tiene la necesidad de escribir para contar lo que ve, oye, averigua, interpreta o imagina con brochazos del lenguaje y con los colores de las palabras. Para él escribir es imaginación y curiosidad, es pasión por la vida que se vive o que se pudo vivir.

domingo, 25 de junio de 2017

Escritores ciezanos: Francisco Monteagudo Montiel

El pasado martes Francisco Monteagudo Montiel presentaba en la biblioteca Padre Salmerón de Cieza su última novela “El ruido del viento“ (M.A.R., editor, 2017). Una presentación que amplia significativamente el listado de autores ciezanos que
Francisco Monteagudo Firmando libros
  actualmente escriben y publican. En palabras de Pedro Diego Gil en la presentación, esta obra es literatura pura y dura, además con una carga psicológica que solo a través de la palabra escrita se puede transmitir, proponiendo una lectura valiente, directa, capaz de ir desvelando la trama que Francisco ha ideado. Francisco Monteagudo Montiel es parte de nuestro presente literario, quizás de nuestro futuro y, sin duda,  parte de nuestra historia como pueblo.

 

¿Quién es Francisco Monteagudo Montiel? ¿Cómo te presentarías a los lectores?
 Difícil cuestión. La verdad que no me lo he planteado. Siempre está en primer término la historia, los personajes, su desarrollo, el proceso de escritura, y el lector me queda lejos, como que la relación fuera más entre él y la novela, y no conmigo. Preferiría que la novela les sugiriera, y recordaran alguna escena, algún personaje, que les acompañaría. Pero entiendo que existe una necesaria identificación del autor, ya que el vínculo literario de un lector con las novelas de un autor sin conocer algo de su biografía, su pensamiento, sería como arrebatarle una curiosidad que el lector tiene por completar la dimensión compuesta por autor y su novela.
A los lectores les diría que las historias de hombres desarrolladas en mis novelas siempre buscan resaltar, exponer el extremo, la máxima dimensión de alguno de los sentimientos que poseemos, o nos poseen, porque realmente no somos conscientes de la grandeza y la miseria que podemos albergar en nuestro interior. Esa parte nuestra que puede estar en catarsis camuflada sin huella alguna, en algún momento, realmente cuando la vida y sus azares lo deciden, puede manifestarse con toda su crudeza o grandeza. Esa dimensión del ser humano me fascina, es la que más me inspira, en lo bueno y en lo malo. Y el lector puede sentir cierto reflejo, intuir una cercanía.


¿Cómo y cuándo surge en ti el interés por escribir? ¿A qué crees que se debe tu interés por escribir?
Siendo niño, y no sé bien porqué, ya tenía el interés por escribir, y sobre todo, estar vinculado con los libros. Soñaba con libros, con estar algún día rodeado de ellos, porque pensaba que serían mi gran inspiración. Y de algún modo, desde luego lo son.
Mi interés desde el principio ha sido contar historias de hombres en la expresión de su condición humana frente a la vida. En mi juventud, mi falta de experiencia era una limitación ante estos retos, de modo que a medida que escribía yo mismo veía que no alcanzaba la intención que buscaba. En este punto añadiría, que el estilo tampoco me ayudaba. Escribía con cierto formalismo, quizás condicionado por un canon que me imponía el respeto a algo que tanto aprecio.


¿Tienes en mente un nuevo libro?
Si. Es algo que va por delante de uno mismo. Un personaje, una acción aislada te sorprende, te emociona, no sé realmente, y a partir de ese momento se va produciendo un proceso de maduración que no termina hasta el día que comienzo a elaborar los esquemas, las emociones que atravesaran la historia, las voces, el estilo... y ya no hay vuelta atrás. Y si por alguna cuestión me detengo por algún tiempo, o paso a otra historia, el personaje núcleo no me abandona. Está a la espera, recordándome que él está pendiente de pasar al papel.
 

Se dice que los jóvenes de hoy en día leen poco, que cada vez se lee menos ¿Compartes esta opinión?
Por desgracia la debo de compartir, muy a mi pesar. Y no se trata de una impresión personal. Si nos remitimos a las estadísticas, ya sean del sector, del ministerio, o de la agencia europea, no hay indicador que nos aleje, siquiera un tanto, de esa realidad. Tengo la impresión que actualmente, a pesar de que jamás hubo una generación con un nivel de formación y de alfabetización tan alto, el libro no figura como una de sus pertenencias de uso diario. No es su fuente de inspiración.
 

Algunos dicen que el libro digital es el futuro. ¿Tú cómo lo ves?
Evidentemente es el futuro, pero seguirá siendo el futuro del libro impreso. Es muy posible que su porcentaje en el uso y comercialización sea muy muy superior al impreso, pero no tengo dudas: el papel nos seguirá acompañando. Quizás serán tiradas más elaboradas, con mayor trabajo de presentación, incluyendo otros elementos que lo enriquezcan y diferencien del digital, con un mercado reducido, pero fiel y con gusto por el libro, identificado como algo más que un objeto de consumo puntual.
 

Has nacido en Francia y por motivos profesionales has estado en diversos países como Turquía, Costa Rica y México. ¿Qué es lo que te une a Cieza?
Me cuesta trabajo entender a las personas que realmente no tienen un vínculo emocional con un lugar concreto. Sea el de la infancia, el de la familia... Para mi es imprescindible. Saber que aunque esté en el rincón más alejado del globo tengo un lugar al que pertenezco, donde me crie, donde está mi familia, mis antepasados, y mi generación de amigos, es lo que me ha dado siempre fuerza, medida más concreta de las situaciones, vínculo con mi lugar, perspectiva personal de mi como hombre que muy pocos otros sentimientos me lo ofrecen.
Cuando viajas mucho, vives en variados y bien diferentes lugares, toda esa gran distancia cuantificada en Km. costumbres, paisajes, personas y personas, te produce el efecto inverso: mi rincón quizás no sea tan bello, no sea tan grande, no tenga ese encanto, pero es el mío, y el de los míos.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Dos generaciones frente a frente

José Luis Pardos y Beatriz Gómez
Entrevista realizada por Beatriz Gómez Navalón a José Luis Pardos el pasado mes de octubre en la sede de la Fundación los álamos de JLPardos en Cieza. Beatriz estudia segundo de doble grado de Relaciones Internacionales y Periodismo en la universidad Rey Juan Carlos de Madrid; esta entrevista forma parte de uno de los trabajos realizados este cuatrimestre.

José Luis Pardos Pérez ha dedicado gran parte de su vida a la diplomacia. Ha estado en numerosos países por su trabajo desde Roma y Nueva Zelanda hasta Perú. Se ha interesado en la promoción de los Derechos del Hombre e Internet, entre otras cosas. Hoy en día, con 83 años, está jubilado, pero no se ha detenido. Está enfocado en un proyecto, la Fundación de Los Álamos, que se encuentra en Cieza (Murcia) y de la que es presidente. La asociación se dedica a tres cosas: la educación, la búsqueda de valores y la conciencia de la interculturalidad. En su finca de Los Álamos, Pardos comienza la entrevista con una gran puntualidad, bajo el sol mañanero de noviembre, aunque sin olvidar antes su rutina de la mañana. Enciende tres velas: una para su Libro Sagrado de Buda, otra para sus padres y otra para el actual Rey y María Teresa de Calcuta. Desde el comienzo, se muestra como un hombre afable quien posee un gran bagaje cultural y está lleno de experiencias. 


¿Cómo se comenzó a interesar por el extranjero? 

En 1950, en Murcia, yo tendría 16 años, había un capellán, llamado Don Dámaso. Se le ocurrió organizar una peregrinación de jóvenes al Año Santo en Roma. No te puedes imaginar el impacto que me produjo a mí Roma. Yo venía de Murcia y no veía nada más que galeras, tartanas…; y, de pronto, me encuentro con una ciudad como Roma, con el Vaticano, Plaza de España... Fue la primera vez que yo puse los pies en el extranjero. Cuando terminé la universidad, quería ser catedrático de Derecho Internacional porque el extranjero me había impactado muchísimo: el vuelo de unas 100 pesetas de París, los dos veranos en Tours y dos veranos en Cambridge donde viví con una familia. Todo eso me llevó a la necesidad de conocer el mundo internacional, y de poder conocerlo y enseñarlo en la universidad, lo que era mi vocación, hablar.

¿Cuál fue su formación? 

Yo saqué matrícula de honor, excepto en Hacienda Pública. Me dieron el Primer Premio Extraordinario. Eso me permitió el gran éxito de mi vida, lo que me ha educado y me ha dado esta capacidad de reflexión, que fue ganar la beca en el Real Colegio de San Clemente de los Españoles de Bolonia. 

Su deseo era ser catedrático. Entonces, ¿qué ocurrió para convertirse en diplomático? 

Pues después de Bolonia me dije: “ya tengo las cartas puestas para volver a España y hacerme catedrático”. Sin embargo, el que gobernaba el tema, el señor Mariano Aguilar, me dijo que tenía que esperar 4 años porque las cátedras no se daban por oposición ni concurso, se daban a dedo. Yo tenía ya 24 o 25 años y no iba a esperar. Así, salieron las oposiciones a diplomático. Yo hablaba italiano, francés, inglés y un poco de alemán y me apunté, en 1958. De ahí, salió que me hice diplomático.

Lo consiguió a la primera y más en aquella época. 

A la primera vez y estaban todos los hijos a los que llamaba purpurijenios, los que habían nacido a la púrpura de papá. Estaba un sobrino de Franco, Fernando Serrano Núñez y Polo. Otro era Alberto Martínez Tajo, hijo del ministro de Asuntos Exteriores. Ambos entraron, claramente. Luego, había un tío rarísimo que se llamaba José Luis Pardos Pérez. Nadie sabía quién era ni de dónde venía. Pero me coloqué y me rodeé de todos estos purpurijenios. Yo era de Murcia, pero traía a mis espaldas que había estudiado en el Real Colegio de San Clemente de los Españoles de Bolonia.

¿Cuál fue su destino más complicado como diplomático? 

Bueno, en el año 1976 me trasladaron de Roma al Perú. Al principio, pensaba: “me dejo la carrera”. En Perú, me encuentro con la mayor pobreza que tú te puedes imaginar. Me entró una especie de depresión. Estuve dos meses casi sin hablar. Mercedes y yo decidimos irnos de Perú después de año y medio. Ya habíamos aprendido lo que teníamos que aprender.
 

También, presenció la Guerra del Fletán durante su destino en Canadá. 
Fui a Canadá en 1992. Empecé a contar a Madrid que los canadienses ampliaban las aguas territoriales. Los canadienses empezaron a decirme a mí que no podíamos pescar, que el derecho era de ellos, pues habían ampliado las aguas territoriales. Hasta que un día me raptan un barco con 37 marineros. Cuando me enteré, lo primero que hice fue irme a ver cómo estaban mis marineros, quienes estaban en San Juan de Terranova. Cuando los marineros vieron que les estaban quitando el pescado y su barco estaba en un puerto canadiense, buscaron modos de volverse a España en avión. Llamé al armador y vino a verme. Le dije que le habían puesto una multa de 50.000 dólares y su barco tenía más de 700 toneladas. “Haz el favor de pagar la multa y sacar el barco”. Lo pagó y el barco llegó a Galicia. Sin embargo,  Luis Solana, me llamó un día, diciéndome: “¿Quién te ha dado a ti órdenes de que el barco salga?” Le contesté: “Yo. ¿Cómo voy a tener yo el barco todavía allí? Como tú no me las has dado, las he dado yo”. Tengo la sensación que los embajadores, de vez en cuando, deben desobedecer las órdenes del Gobierno. Porque ahí y en Roma, yo desobedecí las órdenes dos veces. 

Usted ha comentado la enorme importancia de la educación. 

¿Cuál es su opinión sobre la educación española? La educación es la puerta de entrada a la personalidad, a la calidad y al valor de las personas. Hay que hacer un pacto nacional de educación, en el que realmente se sepa qué es y cómo es y cómo hay que dar esa educación a los niños que empiezan a los 3 años. La educación tiene una base común en unos valores fundamentales. La gran joya de España es la enorme diversidad cultural que tenemos. Si no lo sabemos aprovechar y nos enfrentamos unos con otros, estamos perdidos. Hay que saber que lo importante es aprovechar esa diversidad cultural para enriquecer al niño y al estudiante. Mario Bunge dice que está muy bien que los países tengan recursos naturales y que tengan comercio internacional…, pero lo más importante es que los países tengan un sistema educativo común, básico y concertado de acuerdo entre ellos y no enfrentados. Sino lo conseguimos estamos perdidos.

lunes, 11 de julio de 2016

La vida sigue aunque miremos para otra parte

Bartolomé Maros en el Jurado de Premios Poesía
Miles y miles de personas de todas las edades siguen viviendo en los campamentos de refugiados en condiciones infrahumanas, se siguen perdiendo vidas en el mar, siguen llegando refugiados a las costas europeas. Todo sigue como hace un mes, como hace dos meses…; pero ahora ha dejado de ser noticia, han dejado de ocupar las primeras páginas de los periódicos y las cabeceras de los informativos; se han dejado de ver imágenes desgarradoras. Hay realidades que no se pueden negar y ocultar aunque parezca que han dejado de existir. Pero todo sigue igual; la vida sigue aunque miremos para otra parte. Pero quizás lo más importante es que la vida sigue al menos mientras lo podamos seguir contando... Nuestra personal vida sigue mientras lo podamos seguir contando como la sigue narrando Bartolomé Marcos en su artículo de esta semana después de reencontrarse con la vida. ¡La vida sigue aunque miremos para otro lado!

El Viaje (final) a Ninguna Parte de  Bartolome Marcos: “My personal trainer”

Cuarta y –por el momento- última entrega de la crónica de la que, sin lugar a ninguna duda, ha sido mi enfermedad más grave hasta la fecha en 65 años de vida, que ya van siendo años y, por suerte, no han sido tantas las enfermedades. Ya vale, me dicen en casa los míos, animándome a ponerle fin al relato literario, con una finalidad catártica, de una experiencia terrible y “religiosa” que espero no se repita jamás, o, al menos, en un plazo de tiempo razonable de, digamos por ejemplo, 30 años, que, bien mirado y vista la velocidad de transcurso y consunción que lleva el giro planetario copernicano, tampoco es tanto pedir. Si 20 años no es nada, tal cual reza el tango gardeliano, 30 tampoco es mucho más. Quizá sí sea mucho pedirle ese tiempo de vida  al sistema público de pensiones, a cuyo fondo de reserva le quedan 3 telediarios, o, mejor dicho, tres pagas extra, al ritmo que llevan las “mordidas” del gobierno al referido fondo para poder pagar puntualmente como hasta ahora en Julio y en Diciembre a quienes esperan ansiosos y expectantes desde primerísimas horas de la mañana del día 25 de cada mes en las puertas de las antiguas y ruinosas cajas de ahorros reconvertidas en ruinosos bancos nacionalizados por el más que ruinoso FROB. Quizá los jubilados, lejos de pedir tiempo, podemos acabar pidiendo la eutanasia.


Y es que se está muy bien vivo y en la vida, y no queremos despedirnos, esa es la verdad. Yo lo sé por experiencia aunque no me he dado mucha cuenta porque lo veo todo envuelto, ahora que está pasando casi completamente, como en una nebulosa onírica, de horrible pesadilla. Mejor despedirse siempre mañana. Es una de las conclusiones que saco de la experiencia sufrida. Otra es que, afortunadamente, no estamos solos si tenemos familia y amigos, si vivimos “dejando huella”…y eso es bueno, siempre y cuando sea así, dejando huella y no pegando pisotones.


En esta vuelta a la normalidad de mi último mes y medio, en este inesperado y contra pronóstico regreso al futuro (porque me ha devuelto su expectativa, ya saben, al menos esos 30 años) ha tenido un papel fundamental un joven profesional ciezano que se llama Francis Piñera, que, sin menoscabo de otros excelentes profesionales de la Fisioterapia, de ambos sexos, que también trabajan en Cieza, me está trasmutando de guiñapo en persona, de piltrafa en cuerpo serrano, de alfeñique en atletón (las ganas…¿eh?...las ganas, sobre todo mías). 


Sé que me está haciendo un gran favor, y no puedo ni debo terminar esta serie de artículos sin dedicarle a él unas líneas. Sí, Francis está siendo “my personal trainer”, mi entrenador personal, o también, según se mire, mi torturador personal a domicilio, porque hay muchos días que me deja literalmente agujeteado enteretico y poco menos que para el arrastre. Durante una hora diaria, Francis Piñera me plantea una propuesta bastante completita, o al menos eso creo yo a la vista de mi evolución positiva y mis progresos, de ejercicios de calentamiento, robustecimiento, relajación y estiramientos, mientras mantenemos una (al menos para mí) amenísima conversación sobre todo lo humano y todo lo divino, practicando el clásico axioma de “mens sana in corpore sano”. Fíjense que estoy más que convencido de que a mí me ha  salvado del abismo y de la nada la palabra, el verbo, como a Charlton Heston en la película “El planeta de los simios” lo salva del exterminio indiscriminado la articulación de una frase- ¡¡Quita tus sucias zarpas de encima, mono asqueroso!!, capacidad que deja estupefactos a los simios que han evolucionado a especie dominante y que sabían que lo auténticamente diferencial de un estatus biológico superior era la capacidad de hablar, porque – no se cansen, no hay definición mejor- el ser humano es un animal que habla. Y eso, hablar y hacerlo con cierta coherencia, es lo que me ha salvado la vida…con la ayuda, como ustedes ya saben, de muchas personas, la mayor parte de las cuales se dieron cuenta de eso, de que yo, aún,  hablaba


Hoy, para cerrar el ciclo de estas 4 entregas, es el turno de my personal trainer, Francis Piñera, antiguo alumno del IES “Diego Tortosa”, mi casa durante la mayor parte de mis años en activo, casado con quien fuera alumna mía (él no llegó a serlo nunca) de “Imagen y Sonido”, la simpática y pizpireta Carmen López Giménez, vinculada también profesionalmente, como el propio Francis, con el mundo de la sanidad. Además, Carmen nació el mismo día que mi hija mayor, el 18 de Julio de 1978, el primer año en el que el 18 de Julio dejó de ser fiesta nacional (ya saben, por aquello del glorioso alzamiento). Yo sólo conocí a Francis (Piñera), porque otro Francis, Francisco José Santos, profesor de Música, me lo mandaba a mi aula de Audiovisuales con información de los Voleadores para emitirla por Tele Red. Me pareció siempre un joven de exquisita buena educación, talante abierto, cordial y hasta jovial, aparte de ser una de las figuras del equipo de los Voleadores en una etapa llena de éxitos. Hoy es un extraordinario profesional de todo lo fisio, capaz de detectar finamente la reaparición de un músculo dormido o el nivel de tensión y relajación de tus isquios, tus tibiales o tus gemelos. 


Te estoy agradecido, Francis. Creo que has trabajado bien conmigo. Y el caso es que lo tuyo se parece mucho a una de las aborrecidas tablas de gimnasia de los colegios en los que estuve interno durante mi adolescencia, que formaban parte de una asignatura que siempre acababa estropeando el nivel de mis calificaciones escolares, pero lo cierto y verdad es que mi modesta musculatura vuelve a dar señales de vida y que mi culo -¡ah, la importancia del culo!- me sostiene. Sólo con eso, se me abren otras perspectivas de vida mejor, aunque algunos me han venido diciendo en los últimos tiempos que la vida es una actitud mental, que la vida no es lo que es, sino lo que uno se imagina que es…o sea, que la vida que uno vive y en la que viven los otros, no es sino un constructo de la propia imaginación, así que yo…voy a intentar imaginármela de otra manera. Y en esa manera tienen sitio personalidades como la de Francis Piñera, my personal trainer. En una de nuestras múltiples y sudadas conversaciones, le di a conocer a un médico ilustre, el traumatólogo Sócrates Forcén Argüelles y sus nada desdeñables contribuciones a la mejor praxis médica, aquel médico original, sabio y prudente, que hace justamente 33 años, ante un gigantesco cenicero repleto de colillas propias -¿y qué quiere usted que le diga yo del tabaco?- privó a mi mujer de una excusa para hacerme dejar el vicio. “No señora, no…el tabaco es malo, pero su marido no se marea porque fume mucho”. Me estaba dando vía libre a otro cuarto de siglo como gran fumador. 


Francis (Piñera) es también político,  concejal del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Cieza, pero, fíjense ustedes si es discreto y cabal que todo este tiempo (más de un mes) me lo podría haber pasado sin enterarme. Con eso está todo dicho. Francis, chapeau…saluda a Carmen de mi parte…porque es que yo, prácticamente, no salgo.

viernes, 1 de julio de 2016

Todo es incierto en la vida (3): Aunque no todo

Bartolomé Marcos con dos amigos
Todo es incierto en la vida, aunque quiero pensar que hay cosas con un alto grado de certeza que le dan sentido a la vida como la cercanía incondicional de la familia, el afecto auténtico de los amigos, los buenos y malos momentos vividos… Momentos, rostros, palabras y nombres que las circunstancias hacen que se graben en nuestra conciencia de forma imborrable con un significado y fuerza que nunca podíamos haber pensado. A pesar de las circunstancias podremos seguir siendo narradores privilegiados de nuestra historia como se desprende del siguiente artículo de Bartolomé Marcos después de reencontrarse con la vida. ¡Todo es incierto en la vida: Aunque no todo!


El Viaje (final) a Ninguna Parte de Bartolomé Marcos: Amigos en la Puerta de Urgencias

Cuando me sobrevino el traicionero e inesperado desparrame cerebral que ya va siendo historia, y que me ha dado para unas cuantas historias que irles contando a ustedes, historias que (no se preocupen…) ya estoy próximo a finiquitar para irles hablando de otros asuntos menos íntimos y personales como por ejemplo el Brexit que le ha salido rana al Cameron de la Isla o los resultados electorales del 26 J que les han salido rana a (Ni) Unidos Podemos,  percibí con claridad que algo extraordinariamente grave me estaba sucediendo, aunque nunca tuve la sensación de que fuera incidente de tanta trascendencia como para despedirme de la vida, alienarme y enajenarme radicalmente de este mundo aún tan dulce y confortable a pesar de los pesares, y largarme sin contemplaciones al más sórdido extrarradio de la nada, donde (como diría mi amigo, el vitalista otorrino- es su especialidad médica- Paco Argudo) no hay cerveza, ni jamón serrano ni otras delicatesen de las que hacen agradable la vida y que fundamentan consistentemente il dolce fare niente de un jubilado europeo reciente que aspira legítimamente a seguir cobrando su pensión unos cuantos años más. Políticos mediante.


Estaba solo, en la habitación de mi hija pequeña Patricia, viendo una película en el ordenador, una película extraña sobre invasión de extraterrestres, aunque, con la perspectiva de lo que iba a ocurrirme después, cualquier cosa me habría parecido esotérica, rarísima, como correspondiente a otra dimensión. Estaba entrando en el territorio de mis pesadillas más agobiantes e insidiosas, a pesar de que el mundo se me ha ido aclarando gradualmente en las últimas semanas.
  

De repente, un extraño y avasallador calor de abajo a arriba, o quizá de arriba a abajo, un intensísimo dolor y rigidez de nuca (como jamás había sentido antes) y una oleada de rubor caliente, como aquella vergüenza incómoda, inoportuna e indisimulable de los peores años de la adolescencia, que se propagaba irrefrenable por toda la cabeza. A través de la piel, la sangre sin pudor asomada se me veía en la cara, particularmente en la zona vestibular-ventricular izquierda, en lóbulos parietales y frontales y en torno a las cuencas de los ojos. Yo no lo percibí, pero me cuentan mis hijos que en la parte izquierda de la cabeza llegó a ser perceptible cierto abultamiento, provocado, según todos los indicios, por la acumulación de sangre. Algo que no me había pasado nunca me estaba empezando a pasar. Ni dolor en el pecho, ni en los brazos…Podía pensar,  hablar y articular. Estaba consciente, pero sabía que algo grave me estaba sucediendo. Después llegaría, sin pedir permiso para presentarse, y para agravar el cuadro, el vómito, repentino, abundante, atropellador… aparatoso. Mi hija llamó a mi esposa, que estaba  con sus hermanas en la casa familiar de la Gran Vía, alimentando la buena relación que han sabido construir tras la marcha de la mamai. Después, en seguida, acordaron llamar al 112 ante los alarmantes síntomas que yo presentaba. Acabarían bajándome sentado en una silla de ruedas…en medio de la expectación generalizada entre los clientes del Bar KJuan, que suelen ser muchos y que está justo debajo de mi casa. Era la hora de los combinados, aunque allí siempre hay mucha gente tomando cubos de 6 quintos de cerveza, 6, a 5 euros más tapa, 5. Tan malico y tan desvalido iba que ni vergüenza sentí al pasar de aquella desairada guisa entre la gente. Iba yo para pararme a mirar quién me miraba. La ambulancia me trasladó hasta el hospital de la Vega Lorenzo Guirao, donde encontré a mis dos primeros y a la postre fundamentales,  por primeros y por providenciales, “ángeles de la guarda”…Pilar Lucas Aroca y su hermano, Daniel Lucas Aroca, médicos ambos e hijos de un ilustre de la sanidad ciezana, Pascual Lucas García, galeno clarividente e intuitivo. No sé si ellos fueron quienes tenían facultades y competencias para tomar la decisión, pero lo cierto y verdad es que para mí y para toda mi familia, ver sus cabecicas familiares y amigas detrás del mostrador de la puerta de urgencias, interesadas en organizar diligentemente mi traslado al Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, constituyó un soplo de esperanza en aquel páramo de la desolación y el dolor en que se había convertido para mí la tarde del viernes, 6 de Mayo. Ellos, junto con mi propia familia, también mi antigua alumna María Francisca Sánchez Pérez – hermana de mi yerno, sanitaria y defensora siempre –incluso cuando se discutió- de mi permanencia en aquel gran hospital,  y el aliento de esperanza de la cobertura logístico-informativa proporcionada por la médica ciezana Piedad Martínez, amiga de mi hija mayor María Mercedes,  capaz de anticiparnos reveladores y esperanzadores datos de las diferentes pruebas a las que el equipo del doctor Juan Piqueras consideró oportuno someterme: escáneres, resonancias, radiografías abdominales y de contraste, descarte de la trepanación del cráneo a lo Frankenstein o poco menos,  que estuvo muy cerca, contribuyeron a obrar lo que muchos dicen que fue un milagro (y no seré yo quien lo discuta…no sea que quien lo obrara pudiera volverse atrás).

Después vino la larga noche de los dos días de UCI y posteriores veintidós días de postración en cama tras la insoslayable infección de orina intrahospitalaria. El prolongado encamamiento me birló en un plis plas la masa muscular conseguida con hazañas como la subida al vértice geodésico del collado Portazgo, apenas tres o cuatro días antes y mis doce kilómetros diarios de senderismo a través de cuestas, caminos, senderos y pistas forestales  de la Atalaya durante muchos meses. Claro que quizá eso mismo me salvó también la vida. Eso y los tres o cuatro mansos y abundantes llantos que me eché en el regazo de mi hija María Mercedes, o el estratégico y patético paseo arrastraculo y con andador que me eché al cuerpo el último día ante el médico para arrancarle el parte de baja como fuera. Eso y el delicioso pastel que nos trajo a casa, elaborado por ella misma, María Encarna Zamorano, actual mujer de Fernando Galindo, aprovechando la visita que nos hizo para interesarse por mi estado de salud. 


Así que, queridos paisanos que me seguís leyendo…yo solo he salido, pero el mérito ha sido de muchos, empezando por mis amigos de la Puerta de Urgencias del Hospital de la Vega Lorenzo Guirao. De manera que no os vayáis, que aún me queda gente que citar. Reboso agradecimiento que también se quiere derramar.