lunes, 22 de noviembre de 2010

Treinta años de vida literaria en Cieza: La Sierpe y el Laúd

La Fundación los Álamos en sus Diálogos en el Huerto del mes de noviembre, celebrado esta tarde en la Biblioteca de José Luis Pardos, ha rendido homenaje a la Asociación Cultural Grupo de Literatura La Sierpe y el Laúd que este año celebra su 30 aniversario. Treinta años de vida literaria en Cieza que ellos han sabido alentar y mimar como nadie. Todos sus actos culturales y todas sus publicaciones, forman ya un numeroso equipaje literario con un sello propio y característico que son parte de la Historia de la Literatura Local y Regional, y trasciende al ámbito nacional por su persistencia y su generosa calidad. Quizás todo este trabajo cultural sea un virus inseminado de literatura, de amor al pensamiento sensible y a la palabra escrita, para las nuevas generaciones.

Ángel Almela, Manolo Dato y Dani han sido esta tarde la voz del Grupo. La voz de una andadura cultural y sobre todo literaria que ha dado tantos pasos, ha visto y visitado tantos paisajes, y ha tenido la oportunidad de publicar tantos textos creativos en más de 30 publicaciones, es decir, ha hecho Literatura. La necesidad de la poesía, de los cuentos, de las historias, es hoy como ayer una exigencia de la condición humana. La Asociación La Sierpe y el Laúd ha sabido responder a esa necesidad desde la calidad literaria permaneciendo siempre activa y joven.


Felicidades a todos los hombres y mujeres de La Sierpe y el Laúd, y muy especialmente a Ángel Almela que por tu talante personal, por su valía intelectual y por su vocación literaria es parte indisoluble de la historia del Grupo; de su pasado, de su presente y de su futuro.

Pd. El Diálogo en imágenes

1 comentario:

Dn. dijo...

Querido vecino, siempre es un placer compartir unas horas con personas que son motidas por la misma inquietud: la cultura.

En este caso, el tema central ha sido la sierpe, ese grupo literario al que, desde hace bien poquito, pertenezco, pero que ya voy sintiendo como mío.

El amor a la literatura, a la palabra escrita, esa NECESIDAD, de desnudarse ante las letras, de ser palabra, de hacer palabra....

Ojalá nunca muera ese gran corazón del que alguno de nosotros somos pálpito.

Un abrazo desde los sueños.

Dn.

P.D: Para no gustarme las fotos....Vaya reportaje, jaja.