sábado, 12 de julio de 2008

Cuando una semana en la Playa es un sueño


¿Qué puede tener de particular estar una semana en la Playa?. Pues la verdad es que para la mayoría de nosotros nada. Disfrutar de la playa en estas fechas veraniegas es lo más habitual. Pero hay una minoría a la que algo tan fácil como sumergirse en las aguas del mar les resulta muy difícil o casi imposible. Especialmente las personas mayores y todas aquellas que están afectadas por algún tipo de discapacidad física que le limita la movilidad. Las playas no son accesibles en nuestra región o al menos todo lo que deberían de ser para facilitar el baño sin ningún tipo de limitación. Angel Soler, presidente de la asociación Tocaos del ala de Cieza lo sabe muy bien. Más de quince años hace posible lo imposible a través de las llamadas Colonias de verano: una semana en la playa. Desde el pasado domingo y hasta mañana están en la playa de Miramar en Oliva (Gandia) más de cuarenta personas la mayoría de ellas de Cieza a las que el baño en la playa es casi un sueño que una vez al año se hace realidad. Puedo habar con Ángel a menos de un metro del agua.

Pregunta. Zambullirse en la playa para la mayoría de personas es algo muy natural. ¿Y para el colectivo que tú representas?.

Ángel Soler. Algunas personas solo podemos hacerlo en sueños. Y cuando tenemos la posibilidad de hacerlo casi no nos lo creemos. Algo excepcional hace unos años hoy es cada vez más habitual gracias a la eliminación de barreras, a los recursos humanos que la sociedad pone a nuestra disposición y al cambio de mentalidad. Pero aún queda mucho por hacer.

Pregunta.¿Tan complicado es que te puedas bañar?.

Ángel Soler. Tanto que resulta imposible para las personas con movilidad reducida llegar a la orilla del mar. Pensemos en las playas en las que hay rampas para pasar del paseo marítimo a la arena, en las que hay pasarelas de madera preparadas para sillas de ruedas, en las que haya duchas, vestuarios y aseos adaptados, y en las que haya voluntarios de Cruz Roja adecuadamente preparados para ayudarte. Hoy por hoy siguen siendo muy pocas.


Pregunta. Llevamos una semana en la playa de Miramar de Oliva en la Comunidad Valenciana, y así los últimos tres años ¿Es que Murcia no te gusta?.

Ángel Soler. Murcia me encanta. Pero las playas de la Comunidad Valenciana están mejor preparadas que las de Murcia. Hace años Valencia se acogió a subvenciones destinadas a hacer accesible sus playas. Hoy cuenta con 76 playas accesibles. En Murcia gracias a un proyecto impulsado por la Dirección General de Turismo y famdif (Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y/u Orgánica de la Región de Murcia...) se esta dando un impulso muy importante a la accesibilidad. Este proyecto consta de tres fases: diagnóstico, necesidades y actuaciones; actualmente se va a iniciar la tercera que va depender de cada ayuntamiento.

Pregunta.¿Crees que los ayuntamientos son sensibles a estos temas?

Ángel Soler. Creo que sí pero no solo por cuestiones sociales, también por intereses económicos. El número de personas con movilidad reducida dispuestas a disfrutar de la vida y a reivindicar sus derechos son cada vez más. Y esto esta empezando a ser un negocio.

Pregunta. Son más de quince años repitiendo la misma experiencia; mañana domingo es el regreso. ¿qué tiene de especial para repetirla?

Ángel Soler. Siempre es una experiencia única. Sales de tu entorno, muchos ratos de convivencia con personas que conocías y con otras que ni siquiera conocías, momentos inolvidables y entrañables, muchas anécdotas. Son muchos los que repiten y muchos los que están deseado que lleguen estas fechas para repetir la experiencia.

1 comentario:

Colectivo Mutante dijo...

y una semana en el río?? una pesadilla??:

http://www.mutantesdelsegura.blogspot.com